Como reza el tĂ*tulo el error es del destino que ha puesto un bello juego en manos de inutiles como vosotros, inutiles los programadores, e inĂştiles de quienes dependen que no los ha mandado a engrosar las listas del paro desde hace tiempo.
Y todo se resume por el ansĂ*a recaudadora de Kabam, que no quiere pagar trabajadores cualificados y bien pagados, pese a la gran facturaciĂłn que realiza.
El error es Kabam y los escupidos, nosotros que le dedicamos una atenciĂłn, un tiempo y un dinero que no merecen.
Espero que esta " fusión " o venta enmascarada, sea para mejor del disfrute de jugador, porque a vosotros os deseo lo peor, espero que el destino os arrebate todo lo que habéis ganado ilegalmente.